Monday, January 8, 2018

La fenología de un Macrolatin@


Por Jeymmy M. Walteros y Alonso Ramírez

Macrolatinos@ tiene un patrón fenológico bastante definido que dura aproximadamente dos años. Pareciéramos ser semivoltinos, pero es posible que nuestros congresos bienales sean la fuerza que impulsa nuestra red.  No es más que llegue el primer comunicado que nos alerta para el próximo congreso y nos empezamos a llenar de expectativas. Surgen preguntas como, ¿Podré participar?, ¿Qué podría presentar?, ¿Cómo voy a llegar?; estos y muchos otros cuestionamientos comienzan abordar nuestra mente, pero es tanta la emoción, que seguro se hace más fácil la búsqueda del financiamiento para el viaje, obtener la visa, buscar hospedaje. Seguramente así nos pasamos unos meses.

Luego viene el congreso, nuestro pico de actividad.  Nos reencontramos con quienes fueron contactos y ahora son amigos.  Logramos ponerle una cara a diversos nombres que por algún tiempo hemos leído.  Nos emocionamos de ver proyectos en ejecución o finalizados, tantos aportes a la Ciencia y probablemente también para nuestro desarrollo profesional. Pero también fortalecemos lo personal, pues vendrán nuevos contactos, posiblemente nuevos amigos, comenzaran las colaboraciones y  surgirán ideas de proyectos, planes y más planes.



Terminamos el congreso con los ánimos en alto, decididos a participar de los números especiales o a trabajar en un proyecto nuevo para el próximo congreso. Nos emocionamos al escuchar el nombre del próximo país que visitaremos y comenzamos a vernos en ese futuro.  Luego viene el periodo de los números especiales.  Toca correr a terminar el manuscrito, conseguir cumplir con las fechas límite, y esperar la opinión de los revisores.  La dinámica de la Ciencia.

Finalmente, luego de la espera vemos el número publicado y nos llenamos de emoción y orgullo al ver nuestro trabajo incluido. Y aun sin terminar la celebración, de nuevo el primer anuncio para el próximo congreso… y el ciclo se repite. ¡Nada mejor que ser Macrolatin@!

Seguramente para todos este 2017 fue un año bastante activo y para Macrolatin@s no fue la excepción.  Lo iniciamos con una versión editada de nuestra página web (http://www.macrolatinos.net/), la cual incluye pestañas describiendo nuestras actividades y redes de trabajo.  En abril vimos salir publicado el número especial de la revista Hidrobiológica. Fue un proceso largo, pero con un final feliz.  En agosto nos volvimos a poner a pensar en congresos y recibimos el primer comunicado de AQUATROP. Como buenos semivoltinos, estamos finalizando un ciclo y comenzando otro,  tenemos comunicado reciente del congreso 2018 en Quito, que nos ha puesto alerta para la preparación de los resúmenes, pues ya tienen que estar casi listo, ¡para febrero! Y cerca del final del 2017 otro número especial llegó a escena, “Ecología lótica costera” que apareció hace poco y saldrá publicado en el 2018.  Juzgando por las 27 publicaciones que compartimos durante el 2017, los Macrolatin@s seguimos siendo productivos. 

Esperemos que el 2018 traiga mucho mas y que AQUATROP sea todo un éxito.  Nos vemos en Quito.

http://riostropicales2018.org/