Wednesday, March 3, 2021

Macrolatin@s en Acción

Aplicación de índices utilizando macroinvertebrados y algas como indicadores en ríos y arroyos de Córdoba (Argentina)


¡Hola Macrolatin@s! Somos Julieta Lucero y Victoria Montilla, Licenciadas en Ciencias Biológicas de la Universidad Nacional de Río Cuarto (Córdoba, Argentina). Actualmente, estamos haciendo el Doctorado en Ciencias Biológicas en el Grupo de Investigación de Ecología Acuática (GIEA). Nuestros estudios están enfocados en la utilización de algas e invertebrados de ríos y arroyos de la provincia de Córdoba (Argentina) como bioindicadores de perturbaciones antrópicas.

 

En los últimos años, los ecosistemas fluviales se han visto amenazados por cambios en el uso de la tierra e invasión de especies exóticas, generando un gran impacto en la calidad del agua. En este contexto, los bioindicadores representan una herramienta útil para evaluar y monitorear los ambientes acuáticos afectados ya que su presencia o abundancia reflejan fácilmente alguna medida del carácter del hábitat dentro del cual fueron encontradas. Además, facilitan el monitoreo del sistema luego de la implementación de las acciones de recuperación y permiten informar a las autoridades de aplicación y al público en general sobre el estado ecológico de los ríos.

 

En nuestra tesis de licenciatura, aplicamos diferentes índices biológicos utilizando algas e invertebrados. Por un lado, en cuencas forestadas con una especie exótica (Pinus elliottii), evaluamos el impacto de la cosecha sobre los arroyos a través de la comunidad de macroinvertebrados bentónicos. Y, por otro, utilizamos las algas perifíticas para evaluar el efecto de la urbanización. Nuestros muestreos consistieron en la colecta de muestras de perifiton de sustrato arenoso de un canal entre barras, según el método estratificado al azar (Venrick, 1995) para las algas, y, para macroinvertebrados, se recolectaron muestras de bentos con red Surber (300 μm de abertura de malla). Todos los organismos fueron identificados y contabilizados en el laboratorio.

 

Muestreo de macroinvertebrados en arroyo serrano cosechado y posterior identificación en laboratorio.

 

Algunos de los índices de macroinvertebrados que utilizamos fueron: el índice IBC (Índice Biótico Carcaraña), el BMWP y los índices multimétricos. Mientras que para las algas, mayormente diatomeas, empleamos cuatro índices taxonómicos: IPS (Índice de Sensibilidad a la Contaminación), S (Índice de Sladecek), IDP (Índice Diatómico Pampeano) y TDI (Índice Trófico de Diatomeas). El IBC (Gualdoni & Corigliano, 1991) fue utilizado porque, desde los inicios en el uso de la bioindicación en nuestro país, ha resultado una herramienta idónea de evaluación para ambientes lóticos de montaña y de llanura del sur de Córdoba. El índice BMWP también es muy utilizado para el seguimiento de las alteraciones de los ríos por su fácil aplicación, al requerir identificaciones sólo hasta nivel de familias (Alba-Tercedor & Sánchez-Ortega, 1988). Mientras que los índices métricos o multimétricos, los cuales integran información de composición y estructura de la comunidad de macroinvertebrados, también permiten visualizar los cambios producidos por perturbaciones. Están compuestos por diferentes categorías: medidas de riqueza, medidas de composición, medidas de roles tróficos y medidas de tolerancia e intolerancia donde se incluyen las abundancias de organismos tolerantes e intolerantes presentes en la comunidad (Barbour et al., 1999).

"Es importante resaltar la importancia de los indicadores biológicos que, a diferencia de las variables ambientales que muestran una imagen instantánea de lo que sucede en el río, permiten comprender la complejidad de las comunidades y su funcionamiento."

Juli y Vicky


 

Los índices taxonómicos de algas están basados en el método de Zelinka & Marvan (1961), el que relaciona las abundancias de especies y las preferencias ambientales en una métrica de condición ecológica. Este método proporcionó la base para evaluaciones de los efectos de acciones humanas en distintos tipos de recursos acuáticos en todo el mundo. El Índice de Sensibilidad a la Contaminación (IPS) fue diseñado por Descy (1979) teniendo en cuenta más de 5000 taxones y se recomienda debido a la gran cantidad de información que reúne. Las categorías de calidad de este índice tienen en cuenta los nutrientes y la materia orgánica. El Índice de Sladecek (S) fue diseñado para poder estimar la polución orgánica. El Índice de Diatomeas Pampeano (IDP) fue desarrollado por Gómez & Licursi (2001), quienes le asignaron a cada taxón un valor de sensibilidad a la contaminación y a la eutrofización. Para esto, tuvieron en cuenta aquellas variables ligadas con la eutrofización y la polución orgánica como son el amonio, la demanda biológica de oxígeno (DBO5) y el fósforo reactivo soluble. El Índice Trófico de Diatomeas (TDI) fue desarrollado por Kelly & Whitton (1995) y luego fue modificado por Kelly et al. (2008) y se refiere exclusivamente a categorías de eutrofización

Sitios de muestreo de algas en río urbanizado y posterior identificación en laboratorio.

 

Nuestros estudios confirmaron la existencia de algún grado de deterioro sobre las cuencas trabajadas y la importancia de la aplicación de un conjunto de índices que integre la información parcial derivada de diversos aspectos de las comunidades estudiadas. El manejo de las zonas ribereñas es de gran importancia no sólo para el mantenimiento de la estructura y el funcionamiento de las comunidades acuáticas sino también por el rol que cumple el agua como un servicio para la sociedad. Es por esto que para nosotras fue muy importante realizar el trabajo de investigación enfocándonos en que con nuestros datos podríamos estar contribuyendo a la toma de decisiones por parte de los entes gestores, no sólo para la evaluación y el control de los ecosistemas fluviales, sino también su conservación y restauración como parte del patrimonio natural. Dos de los sitios muestreados se encuentran dentro de un área protegida recientemente creada. Es importante resaltar la importancia de los indicadores biológicos que, a diferencia de las variables ambientales que muestran una imagen instantánea de lo que sucede en el río, permiten comprender la complejidad de las comunidades y su funcionamiento. Estos estudios y su continuación en el tiempo contribuirán a brindar información para el manejo y la conservación del área protegida. Parte de nuestros resultados serán publicados en dos artículos científicos que aún se encuentran en proceso de escritura.

 

Nos despedimos y si quieren contactarnos para consultas, preguntas o aportes, nos pueden escribir a nuestro Instagram GIEA https://www.instagram.com/ecologiaacuatica/ o bien a nuestros correos personales jlucero@exa.unrc.edu.ar y vmontilla@exa.unrc.edu.ar 

 

¡Saludos Macrolatin@s!

Juli y Vicky

1 comment:

  1. Felicidades Julia y Victoria, sigan trabajando con estos ánimos. Para comkpletar sus estudios yo les sugiero que si tienen lugares de referencia comparen sus datos con los lugares de referencia y así podrán elaborar sus propios límites de corte entre clases y su índice estará mejor adaptado a su zona de trabajo. También les sugiero que usen algun sistema para medir la calidad de la ribera (por ejemplo el QBR). Ánimo y mucha suerte.

    ReplyDelete