Thursday, September 9, 2021

Macrolatin@s en Acción

 

Amenazas para la biodiversidad acuática

Un análisis de la bibliografía

Por: Emilio Williams-Subiza y Luis Epele


¡Hola, Macrolatin@s! Somos Emilio Williams-Subiza y Luis Epele del Centro de Investigación Esquel de Montaña y Estepa Patagónica (CIEMEP) de Argentina. Usualmente, nos dedicamos a estudiar comunidades de invertebrados en ríos y humedales de la Patagonia, pero esta vez nos propusimos hacer un análisis de la bibliografía de ecosistemas dulceacuícolas.


A pesar de ocupar tan solo el 1 % de la superficie del planeta, los ecosistemas de agua dulce albergan al 10% de las especies conocidas, lo que los hace uno de los ambientes más biodiversos. Sin embargo, los ambientes acuáticos alrededor del mundo están expuestos a una serie de estresores y disturbios que han causado una disminución marcada de la biodiversidad. Por ejemplo, según datos del Fondo Mundial para la Naturaleza, el Índice Planeta Vivo para vertebrados de agua dulce ha sufrido una merma del 81% entre 1970 y 2012, en tanto que los índices de especies terrestres y marinas han disminuido un 37 y 36%, respectivamente. Dado este contexto, nos planteamos llevar a cabo un análisis cuantitativo (bibliométrico) de la bibliografía publicada durante la última década para entender cómo las distintas amenazas para la biota dulceacuícola están siendo abordadas a nivel global por los investigadores.

Para ello, realizamos dos búsquedas complementarias en Web of Science. La primera tuvo como único propósito estimar qué proporción de los artículos publicados recientemente (2010-2019) en revistas de ecología de alto impacto están relacionados con la biodiversidad de agua dulce. En la segunda búsqueda, nos centramos en 330 revistas dedicadas (<18 mil artículos) a distintos aspectos de la ecología de ecosistemas de agua dulce. Analizamos los títulos, resúmenes y palabras clave de los artículos que arrojó esta búsqueda para determinar cuáles son las amenazas que más atención reciben de los investigadores. Además, utilizamos la información de la afiliación del autor corresponsal para determinar qué países son los que más artículos han publicado. Por último, analizamos si existía alguna relación entre el número de artículos por país, el estado de desarrollo económico y la biodiversidad acuática.

En la primera búsqueda, encontramos que el 20% de los artículos publicados en revistas de ecología se ocuparon de temas relacionados con la biodiversidad dulceacuícola. Esto se condice con resultados de estudios previos en los que se halló un sesgo negativo en la bibliografía hacia trabajos en ambientes acuáticos. La segunda búsqueda reveló que, en relación al número de artículos publicados, los ecosistemas lóticos son, por lejos, los ambientes más estudiados entre los ecólogos de agua dulce, dado que el 58% de artículos estuvo referidos a cursos de agua.




En cuanto a las amenazas para la biodiversidad, encontramos que el número de estudios
publicados en relación a cada una de ellas fue muy dispar. Las seis amenazas más estudiadas (cambio climático, contaminación, alteraciones del caudal, aumento en el número de represas, invasiones biológicas y degradación del hábitat) representaron el 86% del total de artículos analizados, mientras que otros impactos, como la contaminación con micro plásticos y la contaminación lumínica, recibieron escasa atención por parte de los investigadores.


Por último, advertimos con preocupación que los estudios en países “megadiversos” representaron una porción minúscula de la bibliografía publicada en la última década. Entre los 20 países que más artículos publicaron, sólo cinco son considerados megadiversos. Esto posiblemente se deba a que muchos de los países con alta biodiversidad acuática son, a su vez, países en vías de desarrollo en los que los investigadores deben sobrepasar una serie de dificultades para lograr que su trabajo sea publicado (falta de fondos, escaso acceso a instalaciones de primer nivel, pobre manejo del inglés, etc.); algo que en América Latina conocemos muy bien. Creemos que, frente a esta situación, los equipos editoriales de las revistas científicas podrían adoptar algunas medidas que ayuden a paliar el problema. Por ejemplo, un buen primer paso podría ser incorporar una mayor cantidad de editores provenientes de países en vías de desarrollo.





Este trabajo fue publicado recientemente en Aquatic Conservartion: Marine and Freshwater Ecosystems, sin embargo, no es de acceso libre. Si desean recibir el PDF, o aclarar cualquier duda que tengan sobre nuestro estudio, por favor, escríbanos a las siguientes direcciones:


emilioadolfowilliams@gmail.com
luisbepele@comahue-conicet.gob.ar




No comments:

Post a Comment