Monday, November 8, 2021

Macrolatin@s en Acción


Importancia de evaluar variables ambientales a diferentes escalas espaciales en ríos de alta montaña

Por: Katterine Rincón-Palau

 

Bueno, pues, hola a todos, mi nombre es Katterine Rincón-Palau. En estas pocas líneas, trataré de explicar un poco de mi historia en la academia e investigación de los macroinvertebrados y ríos

 

Durante los últimos años de mi pregrado quise aprender sobre los macroinvertebrados y su mundo. Inicie conociendo sobre su taxonomía y, posteriormente, acerca de su ecología, entre otros aspectos. Durante mi maestría, evalúe la respuesta de la comunidad de macroinvertebrados a los cambios en el uso del suelo generado por la ganadería en el Parque Nacional Natural Chingaza en Colombia (Figura 1). Pero ¿por qué evaluar el impacto de la ganadería en una comunidad y en un Parque Nacional Natural? (¿no se supone que es un área protegida y no debería estar expuesta a un impacto o cambio en el uso del suelo promovido por el ganado?). Pues, existen varias razones:

 

(I) El parque se encuentra conformado por diferentes ecosistemas, entre los que predominan: el páramo y el bosque alto andino. Los páramos son ecosistemas hotspot, es decir, áreas de gran biodiversidad (Myers et al., 2000) y brindan múltiples servicios ecosistémicos como el suministro de agua y la reserva de carbono.

(II) Varias zonas dentro del Parque se encuentran sujetas desde los años 60 a la presencia e influencia ganadera.

(III) De acuerdo con Correa Ayram et al. (2020), en Colombia, el cambio en el uso del suelo promovido por las actividades antropogénicas ha aumentado en los dos últimos siglos impactando diversos ecosistemas, entre los que se encuentran los páramos y los ecosistemas de alta montaña.

(IV) Para conocer el impacto de la ganadería (a escala local) sobre las comunidades acuáticas de ríos en ecosistemas de alta montaña como lo son los páramos.

(V) Para conocer si el área en el que se encuentran los ríos a una mayor escala espacial (por ejemplo, microcuenca o cuenca) puede restringir la distribución de los invertebrados acuáticos.

(VI) Finalmente, entender los procesos que dan forma a una comunidad nos permitirá aplicar de manera adecuada las herramientas desarrolladas para el biomonitoreo en futuros estudios.

  


Figura 1. Parque Nacional Natural Chingaza: (a y b) tipo de vegetación presente en el parque (transición de bosque alto andino a páramo) y (c y d) Morfología de algunos ríos presentes dentro del parque.

 

A lo largo de esta investigación, utilicé dos enfoques: el primer enfoque se basó en métricas taxonómicas y el otro en métricas funcionales (rasgos funcionales). Empleé la combinación de estos dos enfoques para evaluar la influencia de los factores ambientales a diferentes escalas espaciales (local y microcuenca) sobre la estructura de la comunidad de macroinvertebrados en 10 ríos de páramo pertenecientes a la cuenca del Orinoco (Figura 2). Inicialmente (y considero que como muchas/os investigadores y estudiantes), esperaba encontrar tanto cambios en su estructura taxonómica como funcional dependiendo del grado de impacto de la ganadería, principalmente a escala local. En otras palabras, que la comunidad difiera principalmente por variables que actúan a una menor escala espacial.


Como pueden imaginarse por la última idea del párrafo anterior, no encontré cambios en la comunidad que estuvieran principalmente ligados a este impacto. En cambio, la temperatura y el tipo de cobertura vegetal, factores que han sido utilizados para caracterizar ecorregiones y biomas (Dinerstein et al., 2000; Mucina, 2019), fueron las principales variables que explicaron la configuración de la comunidad, tanto en su aspecto taxonómico como funcional. La variación en conjunto de la temperatura y cobertura vegetal parece indicar diferencias en términos de las cuencas y microcuencas que hacen parte del parque. Por lo cual, la distribución de la comunidad de macroinvertebrados se encuentra sujeta al gradiente ecorregional entre el bosque alto andino y el páramo. El año anterior, González-Trujillo et al. (2020) mostraron evidencias de que la distribución de invertebrados acuáticos parece estar restringida a la extensión de la ecorregión en ríos que hacen parte de la cuenca del Orinoco. Aún así, al mirar con mayor detalle en cada uno de los ríos, es posible identificar que también hay diferencias dadas por factores como la conductividad a escala local entre los ríos que pertenecen a una misma cuenca.


Figura 2. Ejemplares encontrados en el Parque Nacional Natural Chingaza: (a) Atopsyche sp., (b) Blephariceridae y (c) Baetodes sp. Se observan diferentes rasgos biológicos entre estos individuos como, por ejemplo, la presencia de branquias en Baetodes sp. o presencia de ventosas en Blephariceridae.


En ningún momento quiero transmitir la idea “la ganadería no afecta a las comunidades de invertebrados”, ¡no! Por el contrario, quiero señalar la importancia de tener en cuenta en nuestros estudios variables que actúen a múltiples escalas; en este caso, hago referencia a la escala espacial y al contexto ecorregional. Esto es importante para poder utilizar de manera responsable las herramientas desarrolladas para el biomonitoreo y llegar a conclusiones más asertivas en estudios realizados en ecosistemas de alta montaña. Por lo cual, y para finalizar, es indispensable también tener en cuenta el contexto ecorregional/regional y los procesos intrínsecos de una comunidad (deriva, dispersión, selección, etc.) a la hora de realizar un estudio basado en el biomonitoreo.

 

Si quieres conocer más del trabajo, tienes alguna o sugerencia de como mejorarlo, no dudes entrar en contacto con Katterine a kjrinconp@gmail.com



Referencias Bibliográficas

Correa Ayram, C. A., Etter, A., Díaz-Timoté, J., Rodríguez Buriticá, S., Ramírez, W., & Corzo, G. (2020). Spatiotemporal evaluation of the human footprint in Colombia: Four decades of anthropic impact in highly biodiverse ecosystems. Ecological Indicators, 117(August 2019), 106630. https://doi.org/10.1016/j.ecolind.2020.106630

Dinerstein, E., Powell, G., Olson, D., Wikramanayake, E., Abell, R., Underwood, E., Allnutt, T., Wettengel, W., Ricketts, T., Strand, H., Connor, S. O., & Burgess, N. (2000). A workbook for conducting biological assessments and developing biodiversity visions for ecoregion-based conservation. Part I: Terrestrialo Ecoregions. Conservation Science Program, 250.

González-Trujillo, J. D., Donato-Rondon, J. C., Muñoz, I., & Sabater, S. (2020). Historical processes constrain metacommunity structure by shaping different pools of invertebrate taxa within the Orinoco basin. Diversity and Distributions, 26(1), 49–61. https://doi.org/10.1111/ddi.12996

Mucina, L. (2019). Biome: evolution of a crucial ecological and biogeographical concept. New Phytologist, 222(1), 97–114. https://doi.org/10.1111/nph.15609

Myers, N., Mittermeier, R. A., Mittermeier, C. G., da Fonseca, G. A. B., & Kent, J. (2000). Biodiversity hotspots for conservation priorities. Nature, 403(6772), 853–858. https://doi.org/10.1038/35002501

1 comment:

  1. Quizás seria útil el estudio de biomarcadores incluyendo experimentos "in situ" con Daphnia magna. Si interesa tenemos varias publicaciones que puede encontrar en mi perfil de Reseach Gate. Saludos

    ReplyDelete